Acerca del documento

Hace 80 años, el 18 de marzo de 1938 quedó reafirmado el sentido de soberanía, independencia y dignidad nacional. Hace 50 años, el 2 de octubre de 1968 quedó sembrado para siempre el sueño democrático. Hace 30 años, el 6 de julio de 1988 el sueño germinó en aluvión democrático. En este año de 2018, Por México Hoy le da continuidad histórica a la lucha emancipatoria.
México se encuentra en un momento crítico y complejo. Las condiciones de deterioro acumulado en las últimas décadas tienden a profundizarse en lo económico, lo social, lo político y lo territorial, sin que genere mayor reacción en el gobierno. La estructura de poder (político, económico y mediático), en conjunto, despliega sus capacidades para invisibilizar conflictos, contener y controlar reclamos concediendo solo formalmente a las demandas o reprimiendo la indignación organizada.

No se puede ocultar el despojo, la violencia, la corrupción y la impunidad que tienen sustento en el modelo impuesto y se reflejan en el contraste más brutal: por un lado, injusticia, desigualdad, pobreza, muerte y por otro, concentración de riqueza y poder, escalada autoritaria y entrega de la nación.

La sociedad muestra su hartazgo resistiendo y poniendo en cuestión la “normalidad institucional”. Múltiples organizaciones sociales, territoriales, sectoriales, reivindicativas, despliegan su indignación en todo el país, rechazando la imposición y la violencia. Numerosas comunidades y organizaciones campesinas resisten el despojo de tierras y la entrega de recursos naturales, ofreciendo soluciones alternativas.

Existen dos proyectos de país muy distintos y confrontados. Desde nuestra perspectiva esta disputa por la Nación es una disputa por la vida, que requiere la construcción de una mayoría social en torno a un proyecto de país y un programa común para llevarlo a cabo. Este es el sentido de las propuestas, elaboradas colectivamente, y que ahora presentamos en este documento.